Open Access
Issue
BIO Web Conf.
Volume 12, 2019
41st World Congress of Vine and Wine
Article Number 03014
Number of page(s) 6
Section Economy and Law
DOI https://doi.org/10.1051/bioconf/20191203014
Published online 19 February 2019

© The Authors, published by EDP Sciences, 2019

Licence Creative Commons
This is an Open Access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution License 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.

1. Introducción

Originaria de Francia, esta variedad ha encontrado en Argentina su lugar en el mundo, expresando todo su potencial y características que la diferencian del resto de las variedades presentes en el país. En Argentina, Malbec se expresa de manera distinta a su lugar de origen.

Estas características de la variedad en suelo argentino, sumadas a la mano de expertos hacedores de vino, han dado como resultado la elaboración de caldos de calidad superior, muy valorados en el mercado internacional.

La variedad Malbec es originaria de Bordeaux (Suroeste de Francia), específicamente de Cahors, donde se la conoce con el nombre de Cot o Auxerrois. Esta zona comprende unas 4.400 hectáreas de vid, actualmente. La epidemia de filoxera, que atacó los viñedos de Cahors alrededor de 1877, causó la destrucción de esta zona vitivinícola. En 1956 una helada destruyó buena parte del Malbec que aún se cultivaba, y al replantar se empleó Cabernet Sauvignon. Por estos motivos, el Malbec perdió importancia en esta zona [1].

1.1. Introducción del Malbec a Argentina

El 17 de abril de 1853 se presentó un proyecto ante la Legislatura Provincial de Mendoza, con el objetivo de fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. La organización de esta Quinta fue encomendada al ingeniero agrónomo francés Michel Aimé Pouget quien introdujo varias cepas europeas, entre ellas Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot y Semillón. De ahí la fecha en la que se estableció el 17 de abril como “el Día Mundial del Malbec”.

La variedad Malbec se adaptó muy bien en Argentina, especialmente en Mendoza, donde se la conocía como “uva francesa”. Este calificativo se usó para indicar la diferencia de origen con las uvas denominadas criollas presentes en el país, tales como Cereza, Criolla Chica y Criolla Grande, cuya calidad enológica era menor.

A mediados del siglo XIX, los bodegueros argentinos apostaban por el cultivo de variedades que daban origen a vinos de alta calidad. Bajo este concepto, la superficie de Malbec fue en aumento hasta llegar a 58.577 ha en el año 1962, lo que representaba el 22.5% del total de vid del país (259.783 ha).

2. Superficie

La superficie total de vid en Argentina fue aumentando desde la época colonial hasta el año 1977 en el que se alcanzó el punto máximo de 350.680 hectáreas cultivadas.

El aumento de superficie que operó a principio del siglo XX se debió a la gran ola inmigratoria que tuvo Argentina y a la costumbre de los inmigrantes europeos de consumir vino en su dieta diaria. Por otro lado, la llegada del ferrocarril a Mendoza en el año 1884 favoreció el transporte del vino a la zona litoral y de mayor población del país, lo cual también incidió en una mayor demanda de vino con el consiguiente aumento de cultivo de vid.

Tal como lo señala el INV en su anuario de datos estadísticos de 1962, el aumento de superficie de vid, se debió principalmente a una demanda firme y creciente de vinos en el mercado interno, ya que “el vino está definitivamente incorporado a los hábitos alimentarios de la población y por ser una de las pocas bebidas que mantiene sus precios a niveles accesibles incluso para el consumidor de menor poder adquisitivo” [2].

Todo este aumento de consumo y demanda de vino a nivel nacional favoreció e incentivó la plantación de variedades de uva que producían altos rendimientos, en desmedro de aquellas como Malbec que no eran tan productivas a pesar de su calidad enológica muy superior. Las variedades de mayores rendimientos que se plantaban en aquellos años eran las rosadas llamadas “criollas”: Cereza, Criolla Grande y Criolla Chica y algunas blancas como Pedro Giménez.

La segunda mitad del siglo XX se caracteriza por un mercado interno con alto consumo de vino, que llegó a los 90 litros por habitante por año en el año 1973. La producción de las variedades finas no alcanzaba a cumplir con la demanda de uva para la elaboración de vinos. Esto explica la erradicación del 83% de la superficie de Malbec ocurrida desde 1962 hasta 1995, año en que llegó a su punto más bajo de superficie cultivada, 9.746 ha, lo que representaba menos del 5% del total de vid del país.

En esos tiempos los vinos se destinaban prácticamente en su totalidad al mercado interno, caracterizado como de consumo masivo de vino tipo común en desmedro del vino llamado “fino” originado por las uvas francesas. En el año 1961 la elaboración de vino común representaba el 99% del total.

A fines de la década del ‘70 y durante la década del ’80, la situación comenzó a cambiar, el consumidor empezó a demandar mayor calidad en los vinos, el consumo per cápita disminuyó y aumentó la preferencia por los vinos tintos. Por esta razón comenzó a sobrar vino y aumentaron los stocks en bodegas que no eran absorbidos por la demanda interna.

La situación de sobrestock vínico y la gran superficie de uvas comunes registrada en el país, obligó al gobierno nacional a tomar medidas para regular la situación. En el año 1988 dictó la Ley 23.550 mediante la cual, entre otras medidas, se establecía un derecho de vinificación anual que se calculaba teniendo en cuenta las ventas de vino al mercado interno y la producción anual de uva. Otra de las medidas adoptadas mediante esta ley fue prohibir por el término de 5 años la plantación de uvas aptas para elaboración de vinos comunes, solo se permitía la plantación de aquellas variedades “finas” determinadas por el INV y variedades aptas para consumo en fresco o pasas. Mediante la misma Ley se incentivó la erradicación y/o reconversión voluntaria de viñedos de uvas comunes, mediante el pago de un resarcimiento económico al productor que erradicara o convirtiera sus viñedos. La planificación operativa y el control de su cumplimiento fue llevada a cabo por el Instituto Nacional de Vitivinicultura. Todas estas medidas lograron que la superficie total de uvas del país disminuya en un 40%, registrándose en el año 1990, 140.309 ha menos que en 1977.

A partir de esta disminución de superficie y hasta la actualidad, se han producido cambios varietales importantes en el encepado del país. Si bien la superficie total de vid en Argentina creció solo un 5% desde el año 1990, se ha registrado una disminución importante de variedades rosadas y blancas que originan vinos comunes, aumentando las variedades de alta calidad enológica, principalmente tintas. Las variedades tintas aptas para elaboración crecieron un 171% en este período, mientras que las blancas y rosadas, disminuyeron 36% y 50% respectivamente. Gráfico 1.

Bajo el nuevo escenario que supone un consumo de vino de mayor calidad, a partir del año 1995 comienza a resurgir la variedad Malbec como el ave fénix, aumentando su presencia en el país acorde con la demanda de vino por parte de un consumidor más exigente. Esta tendencia de aumento de la superficie de Malbec se mantiene en la actualidad, siendo la variedad que más crece en el país desde hace varios años. A diciembre de 2017 se registraban 41.301 ha, lo cual representaba el 18.6% del total de vid de Argentina. En agosto de 2018 se registran en forma provisoria 42.430 ha de Malbec, lo cual da cuenta que el aumento de superficie de esta variedad continúa, superando el 19% del total de vid. Gráfico 2.

En el período 1995–2017, la variedad Malbec ha aumentado su superficie en un 335%. Aunque son varias las variedades tintas que aumentaron hectáreas desde 1995, la preferencia del viticultor por el cultivo de Malbec es notoria. Gráfico 3.

thumbnail Gráfico1.

Evolución de la superficie de variedades aptas para elaboración por color (ha).

thumbnail Gráfico2.

Evolución de superficie cultivada de vid y Malbec en Argentina.

thumbnail Gráfico3.

Variación de superficie variedades tintas para elaboración. Período 2017/1995 (ha).

3. Exportación

3.1. Exportación total de vino

Hacia fines de la década del ‘70, el 93% de los vinos elaborados en el país eran vinos de mesa de tipo común. Debido a que la demanda interna de vino comenzó a caer, se empezaron a producir sobrestocks, los cuales llegaron a duplicar la demanda de vino del mercado interno. El INV en su anuario del año 1974 señala que el aumento de los stocks vínicos observados en los años 1972–1973–1974 indica que la elaboración supera en gran medida a la demanda de los mercados internos y externos [2]. Bajo esta situación se comienza a buscar la alternativa de exportar como salida a la crisis existente.

Las exportaciones de vino crecen a partir de la crisis del sector de la década del ‘70. Estas primeras exportaciones eran principalmente de vino de mesa tipo común que no contaba con la calidad exigida en los mercados internacionales. En el año 1976 se exportaron 450.157 hl de vino, de los cuales el 94% era vino de mesa y el 6% vino fino. La exigencia de los mercados internacionales obligó a mejorar la calidad, por lo cual comenzaron a adquirir importancia nuevamente las variedades de uva de mayor aptitud enológica. Ya en el año 1986, los vinos de mesa exportados representaban el 79% del total, en 1997 el 65% y en 2000 del 39%. Gráfico 4.

Recién en la década del ‘90 comienzan a aumentar las exportaciones de vino de mayor calidad enológica, las cuales se sostienen en el tiempo, aunque con algunos altibajos producto de políticas macroeconómicas no favorables al sector. No obstante ello, mantienen una tendencia positiva de crecimiento hasta la actualidad, consolidando un mercado externo que crece en volumen y valor, principalmente en los vinos varietales tintos de alta calidad. Gráfico 5.

Si bien el volumen total de vino exportado ha caído en los últimos cinco años, el total de divisas ingresadas al país se mantiene prácticamente constante, lo cual indica que el precio medio obtenido por litro de vino es mayor. Gráfico 6.

thumbnail Gráfico4.

Participación relativa del tipo de vino en el total de exportaciones argentinas.

thumbnail Gráfico5.

Evolución de las exportaciones de vino argentino. Período 1960–2017.

thumbnail Gráfico6.

Exportaciones de vino en volumen y valor FOB. Período 2003–2017.

Tabla 1.

Exportaciones de vino por tipo (hl).

3.2. Exportación de vinos varietales

La exportación total de vinos argentinos aumentó un 44% desde el año 2004, mientras que los vinos varietales aumentaron un 147%, en detrimento de los vinos sin mención varietal que disminuyeron un 65% en el mismo período. Tabla 1.

Del total de vino enviado al exterior en 2017, el 87% correspondió a vinos varietales, en el año 2004 ese porcentaje era del 51%. Gráfico 7.

thumbnail Gráfico7.

Exportaciones de vino varietal y sin mención varietal.

3.3. Exportación de vino varietal Malbec

En este contexto en el cual los vinos varietales se exportan en mayor volumen que los vinos sin mención varietal, el vino Malbec predomina sobre el resto en la preferencia del mercado consumidor extranjero. En el último año el 65% del total de vinos varietales exportados correspondió a Malbec tanto en su varietal puro como en corte con otras variedades. A los efectos del presente informe se considera como vino varietal Malbec a la suma del varietal puro y los cortes con otras variedades, estos últimos representaron el 6% del total Malbec exportado en 2017.

Para visualizar el “fenómeno Malbec”, comparamos los datos de exportaciones del año 2004 con el 2017: la exportación total de vinos aumentó un 44% en volumen y 250% en valor, mientras que el vino Malbec aumentó un 455% en volumen y un 815% en valor, transformándose en la vedette de las exportaciones. El precio medio del Malbec pasó de 2.5 a 4 dólares/l en este período. Tabla 2.

El vino varietal Malbec es el que más ha crecido y el que más se exporta. Pasó de representar el 29% del total de varietales exportados en 2004 al 65% en el último año. Gráfico 8.

Las exportaciones totales de vinos argentinos en el año 2017 fueron de 2.232.617 hl por un valor FOB de 809.611.000 dólares. El 56% de ese volumen y 63% de las divisas corresponde al varietal Malbec. Se exportaron 1.257.526 hl de vino Malbec, por 508.189.000 dólares.

Tabla 2.

Exportaciones de vino Malbec, varietales y total (hl). Participación porcentual y precio medio.

thumbnail Gráfico8.

Exportaciones de vino Malbec y otros varietales.

3.4. Países destino de las exportaciones de Malbec

Las exportaciones de vino Malbec argentino continúan aumentando sostenidamente año a año a pesar de que la exportación total de vino y la de varietales no manifiestan el mismo comportamiento en los últimos años. La disminución registrada en las exportaciones de Malbec en el último año se puede atribuir a la merma de producción total de uvas operada en el país en la cosecha 2016.

En 2017 se exportó vino Malbec a 122 países. El 85% de los envíos correspondió a la modalidad fraccionado. Del total de vino fraccionado Malbec el 81% se envió a 9 países, siendo los mayores importadores: Estados Unidos (37.8%), Reino Unido (16.4%), Canadá (8.5%) y Brasil (6.4%). Tabla 3.

Cabe mencionar el crecimiento que ha tenido China como destino de las exportaciones de Malbec fraccionado argentino. En el año 2004 ocupaba el lugar 19 en el ranking de países destino por volumen, actualmente figura en el 7 lugar participando con el 2.7% del total en volumen (28.496 hl) y con el 3% del valor (14.439 dólares/litro). El precio medio pagado por China en 2017 fue de 5.1 dólares/l. Gráfico 9.

En los gráficos de cuadrantes 9 y 10 se analiza el comportamiento de las variables: variación porcentual 2017–2008 del volumen exportado versus precio medio del producto obtenido en 2017 para los 9 países de mayor volumen importado de vino Malbec.

Se obtienen cuatro cuadrantes que ubican a los países estudiados según hayan crecido porcentualmente en volumen en relación a la variación total país (+476%) y según el precio medio pagado en 2017 en relación al promedio para este vino en el país (4.4 dólares por litro).

Si bien los 9 países han crecido en sus importaciones respecto al año 2004, analizaremos su comportamiento respecto a los datos total país.

El crecimiento respecto al año 2004 del volumen importado por Estados Unidos y Canadá ha sido mayor al crecimiento experimentado por el total país; y el precio medio pagado por estos países en 2017 (4.6 dólares/l) también supera al promedio país.

El precio medio 2017 pagado por Reino Unido y Brasil (3.8 dólares/l) fue menor al promedio país. Si bien ambos países crecieron en sus importaciones desde 2004, Reino Unido creció por encima del crecimiento país y Brasil por debajo.

Méjico creció por encima de la variación total país aunque pagó en 2017 un precio medio menor. Países Bajos, Suiza y Alemania crecieron por debajo de la variación total país. Mientras que el precio medio pagado por Alemania y Suiza en 2017 fue alto, el registrado en

Países Bajos fue inferior al promedio país para este tipo de vino. Gráfico 10.

Tabla 3.

Principales destinos de las exportaciones de vino Malbec fraccionado argentino.

thumbnail Gráfico9y 10.

Exportaciones de vino Malbec fraccionado. Variación % en volumen 2017–2004 vs precio medio 2017. Nueve países destino del mayor volumen exportado en 2017.

Referencias

  • Revista de Divulgación Científica. Facultad de Ciencias Agrarias – Universidad Nacional de Cuyo. Número 8 – Año (2017) [Google Scholar]
  • Anuarios estadísticos INV. 1960 al (2017) [Google Scholar]
  • Bases estadísticas INV año (2018) [Google Scholar]

Todas las tablas

Tabla 1.

Exportaciones de vino por tipo (hl).

Tabla 2.

Exportaciones de vino Malbec, varietales y total (hl). Participación porcentual y precio medio.

Tabla 3.

Principales destinos de las exportaciones de vino Malbec fraccionado argentino.

Todas las figuras

thumbnail Gráfico1.

Evolución de la superficie de variedades aptas para elaboración por color (ha).

thumbnail Gráfico2.

Evolución de superficie cultivada de vid y Malbec en Argentina.

thumbnail Gráfico3.

Variación de superficie variedades tintas para elaboración. Período 2017/1995 (ha).

thumbnail Gráfico4.

Participación relativa del tipo de vino en el total de exportaciones argentinas.

thumbnail Gráfico5.

Evolución de las exportaciones de vino argentino. Período 1960–2017.

thumbnail Gráfico6.

Exportaciones de vino en volumen y valor FOB. Período 2003–2017.

thumbnail Gráfico7.

Exportaciones de vino varietal y sin mención varietal.

thumbnail Gráfico8.

Exportaciones de vino Malbec y otros varietales.

thumbnail Gráfico9y 10.

Exportaciones de vino Malbec fraccionado. Variación % en volumen 2017–2004 vs precio medio 2017. Nueve países destino del mayor volumen exportado en 2017.

Current usage metrics show cumulative count of Article Views (full-text article views including HTML views, PDF and ePub downloads, according to the available data) and Abstracts Views on Vision4Press platform.

Data correspond to usage on the plateform after 2015. The current usage metrics is available 48-96 hours after online publication and is updated daily on week days.

Initial download of the metrics may take a while.